Ayuda a tu hijo a calmarse con la técnica del globo.

Todo mundo respira, pero es un numero limitado de personas las que de verdad saben respirar y es que aunque el proceso respiratorio parezca natural y sencillo para todo ser vivo, lo cierto es que muchos no saben hacerlo correctamente, tal es el caso de los niños. Los niños simplemente respiran, pero no saben que a través de la correcta inhalación y aspiración pueden lograr que su cuerpo se relaje haciendolos sentir mejor. 

Este es el objetivo de la técnica del globo, hacer que los niños que sufran de ansiedad, nerviosismo, rabietas o temores en momentos específicos, aprendan a controlar el ritmo de su respiración y por lo tanto, de las emociones ligadas a ellas.  Ademas, esta técnica aporta apoyo a la vocalización y pronunciación de sonidos, impulsa la capacidad pulmonar del niño y lo enseña a relajarse de una forma didáctica. 

En palabras sencillas, la técnica consiste en hacer que el niño llene con su propia respiración uno o varios globos de forma lenta y pausada y que luego, él mismo deje ir poco a poco el aire dentro del globo, explicándole en el proceso que así como el globo se llena de aire contenido y lo libera sin estallar, así puede hacerlo el mismo niño.